La Colina del Muerto... !!!uyyyy, que mello!!!

La Colina del Muerto... !!!uyyyy, que mello!!!

En la zona 7 de la Ciudad de la Nueva Guatemala de la Asunción se encuentra el sitio arqueológico llamado Kaminal Juyú. Según el arqueólogo José Antonio Villacorta Calderón, este nombre, traducido del quiché al castellano, significa “Colina del Muerto”. Mis abuelitos vivieron durante un tiempo en la colonia Tikal III. Tendría tal vez unos 5 o 6 años, cuando nos íbamos a pie hasta un lugar en donde trabajaban muchos tractores. Me comentaba que allí construirían la autopista más ancha, larga y de alta velocidad de la capital de Guatemala. Era la primera parte y conectaría a dos de las universidades más importantes del país, la USAC y la UMG. Me decía que en ella nunca habría congestionamiento vehicular y que la segunda fase rodearía por completo a la ciudad. Lo llamarían el Anillo Periférico. Pues bien, cuando no íbamos a ver trabajar a los tractores me llevaba a unas colinas muy bonitas. Cada vez que llegaba noviembre llevábamos barriletes. Nunca me hubiera imaginado que esas colinas eran edificaciones mayas que habían quedado cubiertas con el tiempo. Debajo de nuestros pies yacían restos materiales de una gran ciudad que alguna vez floreció.

Kaminal Juyú es uno de los sitios mayas más antiguos, y es la zona con más larga ocupación en toda Mesoamérica. Estuvo poblada aproximadamente desde el 1,200 a. C. hasta alrededor del 900 d. C. En este lugar se han hecho hallazgos de cerámica, escultura, arquitectura e ingeniería maya.
El inicio de la ocupación humana de la zona conocida como Kaminaljuyú tuvo lugar en el período Preclásico medio, contemporáneo al desarrollo de la cultura olmeca. Su época de mayor florecimiento corresponde al siguiente periodo arqueológico. Para el siglo II, Kaminaljuyú comenzaba a declinar. La ciudad recibió una fuerte influencia de Teotihuacan (ca.400), con la que mantuvo relaciones comerciales. Algunos autores plantean la posibilidad de que Kaminaljuyú haya sido dominada militarmente por los teotihuacanos. En ese sentido, el sitio habría jugado un papel importante en el control de las rutas comerciales del sureste, que permitían a Teotihuacan mantener la hegemonía en el comercio mesoamericano de la época.
En 1923, decepcionado por el gobierno que se hizo en Guatemala luego del derrocamiento de Manuel Estrada Cabrera en 1920, el escultor Rafael Yela Gúnther emigró a México, en donde tuvo su primer contacto con el Arte maya y el Arte azteca a través de Manuel Gamio, con quien colaboró en Teotihuacán, en donde Yela Gúnther trabajó en diversas tareas y se dedicó al gran proyecto del Auditorio, de producir los murales que decorarían el museo reordenado y de realizar la escultura del «Tríptico de la Raza»; En 1926, Gamio se vio obligado a salir de México por serias acusaciones sobre un probable soborno a sus superiores; salió hacia Nueva York y luego, gracias a contactos de Yela -a quien se había llevado como secretario privado-, se trasladó a la Ciudad de Guatemala para excavar las ruinas de Kaminal Juyú, en la que hicieron una serie de pozos estratigráficos que posteriormente sirvieron a Alfred Kidder para comenzar a excavar en forma sistemática al año siguiente.
El museo Miraflores incluye mucha cerámica y otros objetos pertenecientes a esta ciudad. Es importante que tomemos en cuenta que todo el sector donde se asienta la zona 7 y 11 de la ciudad capital era parte de Kaminal Juyú.
Ahora tiene muchas más razones para darse una vueltecita cualquier fin de semana en este parque y sitio arqueológico, que está dentro del corazón de la Ciudad de Guatemala. Y por molestar, dígale a sus niños que los llevará a pasear a la Colina del Muerto... uy, que mello.

La Colina del Muerto... !!!uyyyy, que mello!!!
La Colina del Muerto... !!!uyyyy, que mello!!!
Temas: