¿Cuáles son sus mejores recuerdos de su paso por la "U"?

¿Cuáles son sus mejores recuerdos de su paso por la "U"?

Tengo grabada en la memoria toda la película de mi primer día de clases en la “U”. Como todo patojo recién graduado de la secundaria, yo también estaba lleno de muchas dudas sobre cómo sería la vida universitaria. Hoy escribo para que recordemos lo que de seguro vivieron muchos de quienes en la actualidad son abogados, médicos, ingenieros, historiadores, comunicadores, arquitectos o administradores de empresas, entre otras profesiones. También incluyo a aquellos que se inscribieron y que por alguna razón no culminaron sus estudios. Incluso, también escribo para quienes se inscribieron allá por los setentas, ochentas y noventas, y todavía siguen intentando superar el EPS… eterno primer semestre, jé. Fue entonces que, con la habilidad lingüístico-verbal que Dios me dio, empecé a relacionarme con los demás estudiantes y a darme cuenta de cuál era la dinámica social entre los nuevos. Se formaron dúos, tríos y grupos de las más diversas características. Estaban los "cerebritos" o nerds, los líderes del grupo, los que llegaban solo a ver qué conseguían, los parranderos, los plásticos y los normales, grupo del que cada uno de nosotros considera formaba parte. La incertidumbre de quiénes serían los catedráticos era una sombra siniestra que nos eclipsaba la luz del éxito académico. Uno a uno los fuimos conociendo. Algunos se ganaban de entrada nuestra admiración, otros eran intrascendentes y siempre hubo más de alguno que nos provocó las más obscuras pesadillas. ¿Recuerda los lugares clásicos para ir a celebrar el triunfo, la derrota y hasta el día del lápiz? En la Landívar existía el Reducto, mítico lugar en donde eran servidas unas dobladitas espectaculares. El Chato de la USAC es casi un templo al esparcimiento universitario. El restaurante de sandwichs gigantescos de la Marro o las casetas de todo tipo frente a la Mariano Galvez, son solo algunos ejemplos de los lugares creados para satisfacer las necesidades alimentarias de los hambrientos estudiantes.
Lo que es indudable mis queridos amigos es que, no importando si usted es marianista, marroquinés, galileano, unistepequense, mesoamericano, del vallano, davinchesco, upaniteco, internacionesteniense, sanpablano, occidental, landivariano o san carlista, la experiencia de la universidad es maravillosa y nos deja marcados para toda la vida.
Es muy probable que dentro de su familia o en el círculo cercano de amistades haya mas de algún joven que iniciará en pocos días la más hermosa aventura de su vida: Estudiar en la "U".
Los patojos y patojas tienen la oportunidad de asistir a las aulas del alma mater para adquirir el conocimiento que les sirva para labrarse un buen futuro, mejorar su calidad de vida y servirle a nuestro país, que tanto lo necesita. Es fundamental hacerles consciencia sobre lo importante que es aprovechar adecuadamente el tiempo. La mayoría de experiencias universitarias son hermosas.
Cuénteme, ¿cuáles son sus mejores recuerdos de su paso por la “U”?

¿Cuáles son sus mejores recuerdos de su paso por la "U"?
¿Cuáles son sus mejores recuerdos de su paso por la "U"?
Temas: