¿Cuál es el sabor de su niñez que más recuerda en esta época? | Fabuestereo 88.1

¿Cuál es el sabor de su niñez que más recuerda en esta época?

 ¿Cuál es el sabor de su niñez que más recuerda en esta época?

Cada vez que llega la época calurosa a Guatemala se enciende en mi cerebro un chip de aromas y sabores que me hacen revivir hermosos recuerdos de infancia.
Hay tres que para su servidor representan la época en Guatemala: El curtido morado, las deliciosas torrejas y el Bacalao a la Vizcaína. No dudo que existan casas en las que en realidad se prepara Bacalao. Porque para la mayoría de los guatemaltecos es simplemente pescado seco.
Recuerdo que mi abuelita Mama "Q", madre de mi madre, era una artista de la cocina. Su sazón era simplemente espectacular. Mientras el pescado reposaba en el azafate de peltre celeste con puntitos blancos, iba absorbiendo la mezcla de sabores que ofrecían las aceitunas, alcaparras, chile pimiento y otros ingredientes que no recuerdo. A mi me fascinaba sentir el exquisito aroma que inundaba la casa cada vez que ella abría el horno para chequear cómo iba el pescado. Simultáneamente preparaba el curtido con repollo, zanahoria, ejotes, arvejas (alberjas en buen chapín) y bastante remolacha (betabel estimados lectores mexicanos). Hacía un menjurje con vinagre, tomillo, laurel, sal, pimienta y orégano, si no mal recuerdo. Cuando ya estaba preparado le agregaba un generoso chorro de aceite de oliva, lo que hacía que el tal curtido, llegara a otro nivel. En tostadas de maíz se transformaba en un tipo de enchilada vegetariana pues, como la tradición lo indica, no podíamos comer carne. Por eso solo le agregábamos queso duro y asunto resuelto.
Dejé para el final a la delicia de delicias: Las torrejas. Mi abuelita usaba rapadura, pimienta gorda, clavo de olor y mucha canela. Absorto contemplaba como sumergía en huevo batido a los molletes, besitos, conchas, cachitos y royales, para luego ponerlos a freír. Mis ojitos seguían cada movimiento. Era un éxtasis observar cuando finalmente los ponía a cocer dentro una olla, también de peltre celeste con puntitos blancos, la cual estaba llena con todos los ingredientes y agua.
Que hermosos y deliciosos recuerdos mis queridos amigos. Lo más bonito de todo era el momento de compartir todas las viendas con la familia. Yo era un chirís y solo recuerdo que llegaban familiares, de aquellos que uno ve muy de vez en cuando, así como algunos vecinos y el novio de mi tía, hoy su esposo con más de 40 años de casados.
Desde ese entonces, aunque ya no en las cantidades que antes se daban el lujo de hacer, en mi familia siempre vemos como nos organizamos para que alguien haga el pescado. Aunque sea un poco. Pues para nadie es un secreto que es un platillo caro. Alguien más hace el curtido.
Pero lo que paso velando día y noche son las torrejas. Ese es uno de los sabores que se han quedado grabados en mi memoria gastronómica y que primero Dios, este año volveré a disfrutar.
Mientras llega ese momento me gustaría saber ¿cuál es el sabor de su niñez que más recuerda en esta época?

 ¿Cuál es el sabor de su niñez que más recuerda en esta época?
 ¿Cuál es el sabor de su niñez que más recuerda en esta época?
 ¿Cuál es el sabor de su niñez que más recuerda en esta época?
Temas: